20 de mayo de 2013

Cuida tus ojos en primavera


La afectación ocular por la alergia estacional (primaveral) es fundamentalmente en forma de conjuntivitis.


La conjuntivitis es el término utilizado para describir la inflamación de la conjuntiva, que es la membrana delgada y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (o esclera).


La conjuntivitis alérgica ocurre cuando el cuerpo se expone a algún agente que causa una reacción alérgica, como el polen (en el caso de la alergia primaveral), los ácaros o la caspa animal. Este tipo de conjuntivitis no es contagiosa y el síntoma principal es picor. Otros síntomas comunes incluyen enrojecimiento de la conjuntiva, ardor, lagrimeo e hinchazón de los párpados. En ocasiones, se puede asociar a síntomas generales, como picor de nariz, oídos o garganta, estornudos, etc…


¿Qué podemos hacer?

El tratamiento consiste en el uso de colirios antialérgicos, antiniflamatorios y lágrimas artificiales.  Además, muchos pacientes encuentran que las gotas enfriadas en nevera causan mayor alivio.



0 comentarios:

Publicar un comentario