25 de julio de 2013

Cirugía Vítreorretiniana


En este post de presentación, querría daros algunas nociones básicas de la cirugía vítreorretiniana actual. Intentaré utilizar un lenguaje coloquial, para que cualquier persona pueda entenderlo.

Mi nombre es Daniel Carrasco Sánchez, podéis contactar conmigo para cualquier pregunta en la siguiente dirección: dcarrasco@oftalvist.es Soy Doctor en medicina y cirugía, especialista en oftalmología, y dentro de esta especializado en retina / vítreo. Actualmente soy responsable de la unidad de retina del Hospital SAS de Jerez, y Jefe de Sección  de la Unidad de retina/ vítreo de Oftalvist-CIO Jerez, cuyo director médico es el DR. R. Ruiz Mesa. Dentro de la nueva orientación que el Dr. Ruiz  ha dado a su / nuestro Blog, me encargaré de escribir mensualmente post sobre cirugía de retina, y en éste solo expondré las bases de la cirugía de retina actual, dejando para los siguientes post, los detalles y actualizaciones sobre dicha cirugía.

Sin más preambulos, la cirugía vítreorretiniana actual consta de 2 principales actuaciones que pueden asociarse: la cirugía escleral, y la vitrectomia.



La cirugía escleral es la más clásica. Consiste en suturar a la esclera (la pared o cubierta blanca del ojo) cerclajes y/o esponjas de silicona (dispositivos de diferente forma y tamaño), para provocar una indentación (protusión de la esclera hacia dentro) con la intención de aproximar la pared del ojo a la retina, y relajar las posibles tracciones a las que ésta pueda estar sometida. Se usa para el desprendimiento de retina.

La vitrectomia, aunque se utiliza desde hace años,  es más reciente. Consiste en la extracción del gel vítreo (líquido transparente y denso que rellena la cavidad vítrea, situada entre el cristalino y la retina) del interior del ojo con la ayuda de un vitreotomo. El vitreotomo es una sofisticada máquina que, mediante la realización de 3 pequeñas entradas en la cavidad vítrea a través de la esclera, nos permite infundir un tipo especial de suero por una de ellas, una luz por otra, y el vitreotomo propiamente dicho por la tercera. El vitreotomo es una pequeña pieza que aspira y corta a la vez, de manera que dando “pequeños bocados” al vítreo, es capaz de extraerlo sin traccionar de la retina.  La vitrectomia se usa para múltiples indicaciones que iremos tratando en el futuro: desprendimiento de retina, hemovitreo o sangrado vitreo, retinopatía diabética, membrana epirretiniana, agujero maculare, complicaciones de la cirugía de catarata, endoftalmitis o infección intraocular, maculopatías miópicas, cuerpo extraño intraocular, etc…

La vitrectomia puede asociarse a múltiples maniobras e instrumental, que se introducen por una de esas 3 pequeñas entradas que antes mencioné. Ejemplo de ellas son la fotocoagulación láser, pinzas, tijeras, cánulas para introducir o aspirar diferentes fluidos, taponadores internos, perfluorocarbono líquido, facofragmentador, etc. De todo ello hablaré en futuros post.

Por último, mencionaros que el calibre de los instrumentos, y por tanto de las pequeñas heridas esclerales, puede ser de mayor a menor de 20, 23, 25, y 27 Gauges (unidad de medida que abreviaré desde ahora como G). Las más usadas suelen ser las de 23 y 25 G. La de 20G es la más antigua y gruesa, y por tanto ya casi abandonada. La de 27G está prácticamente en desarrollo, por lo que se usa puntualmente en cirugías sencillas, al no disponer de tanto instrumental para ellas. La vitrectomia de 20 G se realiza cortando la conjuntiva (capa más externa del ojo, donde se aprecian a simple vista los vasos sanguíneos) y cortando con un pequeño bisturí calibrado la esclera, por lo que siempre hay que suturarlas; mientras que las otras se realizan con pequeños trocares que atraviesan a la vez conjuntiva y esclera, y que por lo general no precisa de suturas.

Bueno pues hasta aquí este mi primer post, espero no haber resultado muy denso, y que aquellas personas interesadas, tengan un lugar donde resolver sus dudas y curiosidades de manera didáctica y sencilla.

0 comentarios:

Publicar un comentario