20 de noviembre de 2013

¿Qué es el herpes simplex y como afecta a los ojos?


El Herpes Simplex es un virus que puede afectar a la piel, mucosas, sistema nervioso y también al ojo y que se transmite a través de fluidos corporales como la saliva.

La mayoría de las personas se exponen al virus durante la infancia. Tras la infección inicial, que puede pasar desapercibida o confundirse con un proceso gripal, el herpes permanece latente en un ganglio nervioso, hasta que múltiples causas pueden reactivarlo, como el estrés, la fiebre, la exposición al sol o los cambios hormonales.

Cuando al reactivarse el virus ataca al ojo, éste puede verse afectado a distintos niveles: párpados, conjuntiva, cornea o retina, apareciendo como primeros síntomas, dolor y enrojecimiento, generalmente debidos a una úlcera corneal.

El diagnostico se realiza mediante un examen con lámpara de hendidura, utilizándose  en ocasiones gotas colorantes para visualizar mejor las lesiones y para dilatar la pupila y así poder examinar el fondo de ojo.

El tratamiento varía en función de la severidad de las lesiones y su recurrencia, y puede ir desde antivirales y antiinflamatorios tópicos, hasta el transplante de cornea cuando la visión se ve severamente afectada por la cicatrización de las úlceras.

0 comentarios:

Publicar un comentario